fbpx
10301 Bolsa Avenue, Suite 101, Westminster, CA 92683

Fractura del Escafoides de la Muñeca

 

Fractura del Escafoides de la Muñeca

Información para elpaciente

 

Panorama General

Una fractura del escafoides es una ruptura en uno de los huesos pequeños de la muñeca. Esta fractura a menudo se produce por una caída sobre una mano extendida. En donde los pacientes a menudo experimentan dolor y sensibilidad, es justo debajo de la base del pulgar, que empeoran cuando intentan pinzar o agarrar un objeto. Dependiendo de la gravedad y la ubicación de la fractura, el tratamiento puede variar desde el yeso hasta la cirugía. Debido al pobre suministro de sangre al área del escafoides, una fractura puede interferir aún más con el flujo sanguíneo, que puede resultar en complicaciones durante el proceso de curación.

Anatomía

La muñeca está formada por los extremos del radio y el cubito, y ocho pequeños huesos carpianos. El hueso escafoides es uno de los huesos carpianos, que se encuentra justo encima del radio, en la muñeca del lado del pulgar. El hueso escafoides es importante para el movimiento y la estabilidad en la articulación de la muñeca. Este puede ser identificado, cuando su pulgar se mantiene en una posición de “pedir un ride”. Donde se verá una hendidura formada por los tendones del pulgar, llamada “caja de rapé anatómica”. Ésta es también un área, en la que los pacientes típicamente experimentan dolor y sensibilidad cuando se fractura el hueso escafoides.

Descripción

Las fracturas del escafoides se clasifican según la ubicación y la gravedad del desplazamiento. La mayoría de los escafoides se rompen en su parte media,”la cintura”. Sin embargo, puede fracturarse en los extremos proximal y distal del hueso.

El tipo de fracturas incluye:

  • Fractura no desplazada: los fragmentos óseos se alinean correctamente.
  • Fractura desplazada: los fragmentos óseos se han desplazado de su posición normal.

Puede haber espacios entre las partes de hueso o los fragmentos pueden superponerse entre sí.

Ilustración y radiografía que muestran una fractura del escafoides  en la parte media, o “cintura”.

Causas

No hay factores de riesgo o enfermedades específicas que aumentan la probabilidad de sufrir una fractura del escafoides. Este tipo de fractura ocurre con mayor frecuencia, cuando cae sobre su mano extendida, con el peso de su cuerpo sobre  la palma de la mano. Dependiendo de su posición de caída, el radio distal también puede fracturarse. Los colisiones de vehículos motorizados o las lesiones deportivas también pueden provocar una fractura del escafoides. Algunos estudios recientes han demostrado su eficacia en el uso de muñequeras durante actividades de alto impacto, como el patinaje o el snowboard, con el fin de disminuir la posibilidad de que se rompa  un hueso, alrededor de la muñeca. 

Síntomas

Los síntomas relacionados con fracturas del escafoides incluyen:

  • Por lo general, el dolor y la hinchazón están presentes en la caja de rapé anatómica (indicada en la imagen de abajo) y sobre la muñeca del lado del pulgar. El dolor puede ser evidente cuando usa el pulgar o la muñeca, especialmente cuando pellizca algo.
  • Las fracturas del escafoides pueden ser difíciles de identificar, porque algunas no presentan dolor intenso y pueden confundirse con un esquince de muñeca.

Por lo tanto, si experimenta dolor persistente, después de una lesión, es importante consultar a su médico para evitar posibles complicaciones.

Los síntomas de una fractura del escafoides a menudo ocurren en la caja de rapé anatómica, en la base del pulgar, como lo indica el signo de la flor.

Examen Médico

Examen físico

Su médico primero examinará su estado general de salud y le pedirá que escriba sus síntomas y como ocurrió la lesión. Luego, su médico examinará su muñeca y también buscará lo siguiente:

    • Hinchazón
    • Moretones
    • Pérdida de movimiento

Pruebas

Rayos X

Su médico ordenara una radiografía para examinar su estructura ósea y determinar si tiene o no fractura del escafoides, si su hueso está desplazado o si tiene alguna otra fractura.  Algunas veces, una fractura del escafoides no aparece en una  radiografía inmediatamente después de la lesión y puede hacerse visible después de 2-3 semanas. Si su médico sospecha que tiene una fractura, puede recomendarle que use una férula o yeso para la muñeca durante este periodo de espera, para proteger su muñeca de lesiones o complicaciones adicionales.

Imagen de Resonancia Magnética (MRI). Su médico puede ordenar una resonancia magnética para examinar más a fondo los huesos y los tejidos blandos de su muñeca. Una resonancia magnética a veces puede detectar una fractura del escafoides antes de que se pueda ver en las radiografías.

Tomografía Computarizada (TC) Una tomografía computarizada puede ser útil para detectar una fractura del escafoides y puede además indicar cualquier desplazamiento óseo. Su médico usará lainformación de la tomografía computarizada para ayudar a determinar su plan de tratamiento.

Tratamiento

Su médico le recomendara el mejor tratamiento para usted, ya sea no quirúrgico o quirúrgico, en función de muchos factores, que incluyen:

    • La ubicación de la fractura del hueso.
    • Si los fragmentos óseos están desplazados
    • Hace cuánto tiempo ocurrió su lesión.

Tratamiento no quirúrgico

Fractura cerca del pulgar. Una fractura del escafoides cerca del pulgar (polo distal) a menudo suele  curarse en unas pocas semanas, con el tratamiento adecuado. Para una buena protección y restricción de actividad, su médico puede colocarle a su antebrazo y mano,un yeso o férula debajo del codo. Esta parte del hueso escafoides tiene un buen suministro de sangre, por lo que generalmente se cura más rápido que una fractura en otra ubicación del escafoides. Sin embargo, el tiempo de curación varia para cada paciente. En el proceso, su médico monitoreará su recuperación  con rayos x u otros estudios de imágenes.

Fractura cerca del antebrazo. Si el escafoides se rompe en la parte media del hueso (cintura) o más cerca del antebrazo (polo proximal), la curación puede ser más difícil, porque éstas áreas no tienen un buen suministro de sangre. Su médico puede colocarle a su antebrazo y al pulgar, un yeso por encima del codo, para estabilizar aún más la fractura.

Estimulador Óseo. En algunos casos, su médico puede recomendar el uso de un estimulador óseo, para ayudar a la curación de las fracturas. Este es un pequeño dispositivo, que emite ondas electromagnéticas pulsátiles o ultrasónicas de baja intensidad, para acelerar la curación.

Tratamiento Quirúrgico

Su médico puede recomendarle una cirugía si su escafoides se rompe en la cintura o en el polo proximal o si las partes del hueso estan desplazadas. El objetivo de la cirugía es realinear y estabilizar la fractura, dándole una mejor oportunidad para sanar.

Reducción. Hay muchas técnicas que su médico podría realizar para una cirugía de reducción. Generalmente su médico administrará anestesia local y luego manipulará el hueso regresándolo a su posición correcta. En algunos casos, esto es realizado mediante una pequeña incisión e instrumentos especiales guiados. En otros casos, se realiza a través  una incisión abierta con realineación directa de las partes del hueso. Para algunas fracturas, su médico puede usar una pequeña cámara, llamada “artroscópico” para ayudar en la reducción.

Fijación Interna. En este procedimiento se colocan implantes metálicos, como tornillos y / o alambres, para mantener las partes rotas en el lugar adecuado, hasta que el hueso escafoides este completamente curado. La ubicación y el tamaño de la incisión quirúrgica depende de donde se rompa el escafoides.

Injerto Óseo. En algunos casos, se puede usar un injerto óseo con o sin fijación interna. Un injerto óseo, es un hueso nuevo, extraído de su antebrazo o cadera para colocarlo alrededor del hueso roto, para acelerar  la curación y crecimiento  del hueso.

Recuperación

Ya sea que su tratamiento sea quirúrgico o no quirúrgico, es posible que deba usar un yeso o una férula por hasta 6 meses o hasta que su fractura haya sanado. Durante este tiempo, a menos que su médico lo permita, debe evitar las siguientes actividades:

  • Levantar, cargar, empujar o jalar más de una libra de peso
  • Lanzar con el brazo lesionado
  • Participar en deportes de contacto
  • Subir escaleras o arboles
  • Participar en actividades con riesgo de caerse sobre la mano, como patinar en línea o saltar en un trampolín.
  • Uso de maquinaria pesada o vibratoria.
  • Fumar (que puede retrasar o impedir la curación de las fracturas)

Algunos pacientes experimentan rigidez de la muñeca, después de una fractura de escafoides, pero esto es más común en aquellos que usan yeso, durante un periodo prolongado de tiempo o requieren una cirugía más extensa. Es muy importante que mantenga el movimiento completo de los dedos, durante su periodo de recuperación. Su médico lo instruirá con ejercicios para su muñeca y puede remitirlo a un terapeuta de manos para ayudarlo a recuperar la mayor cantidad de movimiento y fuerza posible, Sin embargo, cada paciente se recupera  a un ritmo diferente e incluso con terapia y un gran esfuerzo por parte del paciente, algunos pueden no recuperar su movilidad y fuerza  original.

Complicaciones

No Unión

La falta de unión es cuando un hueso falla en sanar. Desafortunadamente, esto es común después de una fractura del escafoides, porque el hueso  recibe un pobre suministro sanguíneo. Sin un buen suministro de sangre, las partes de hueso rotas carecen del oxígeno y de los nutrientes necesarios para sanar adecuadamente. Cuando esto ocurre, su médico puede considerar la cirugía para insertar un injerto óseo, para ayudar en la producción y curación del hueso.

Necrosis Avascular

La necrosis avascular es una condición cuando los tejidos óseos mueren debido a la falta de suministro de sangre. Esto puede ocurrir con una fractura del escafoides, cuando los fragmentos óseos se desplazan y el suministro de sangre es interrumpido no puede entregar tanta o nada de sangre  al hueso. En este caso, el tratamiento más efectivo es implantar un injerto óseo vascularizado, dado que el hueso no  ha colapsado significativamente o no se ha desarrollado artritis en la muñeca.

Artritis

Si no se trata, la no unión y la necrosis  avascular del escafoides puede provocar artritis en la muñeca. La artritis ocurre cuando el cartílago articular de la articulación se desgasta y deteriora, a veces hasta el punto donde, el hueso se roza con otro hueso.

Los síntomas de artritis en la muñeca incluyen:

    • Dolor
    • Rigidez
    • Disminución del rango de movimiento, en la muñeca.
    • Dolor en actividades, como levantar, agarrar o cargar peso

Aunque no existe una cura para la artritis, los  tratamientos pueden mejorar los síntomas en gran medida. Inicialmente, su médico puede recomendar enfoques conservadores, como tomar medicamentos antiinflamatorios o analgésicos de venta libre, usar una férula cuando la muñeca duela y evitar actividades que provoquen el dolor. Si ninguno de estos tratamientos puede aliviar sus síntomas, su médico puede recomendarle una cirugía.

Referencias:

OrthoInfo. (2020). Scaphoid fracture of the wrist. Retrieved from https://orthoinfo.aaos.org/en/diseases–conditions/scaphoid-fracture-of-the-wrist/

makeup